• Decoración 18.01.2010

    Los muebles han sido vitales en el hogar. Vigilan nuestro descanso, nos ayudan a comer y guardan los más queridos secretos. Sin ellos, simplemente, no podríamos vivir. Veamos cuál es su historia.

    Desde 1800 hasta hoy los muebles se renuevan, cambian de estilo y sobre todo su forma de fabricación, se produce una revolución en la industria del mueble.

    Napoleón cuando se convierte en emperador de Francia cambia el mobiliario de sus palacios ( estilo Neoclásico) e introduce el estilo imperio, que refleja en los muebles unas proporciones mas geométricas y armoniosas, se decoran con bronces dorados y con adornos clásicos y mitológicos. Su mujer Josefina , destacada por su coquetería, encarga un mobiliario adornado con un motivo muy preferido por ella: el cisne que simboliza la elegancia de la época. Al regresar la monarquía (por los años treinta),  se aplacan estos excesos gracias al estilo Restauración de tal forma que los adornos dorados dan paso a los adornos de la madera y se consigue así que la decoración en los muebles sea más refinada.

    El reinado de Luis Felipe, en Francia, promueve la vuelta de los diseños renacentistas, góticos y barrocos. Los rosetones son rescatados para tallarlos sobre los respaldos de los sillones y especialmente para las mujeres de la época se acentúa el estilo Rococó que pone de manifiesto la coquetería y la feminidad.

    El mueble victoriano mientras tanto se va imponiendo en el Reino Unido mezclando elementos clásicos con algunas novedades como las que se realizan con el novedoso papel maché que causa un verdadero auge en los estilistas de la época.

    La revolución industrial permite la fabricación de los muebles de una manera rápida. Los avances tecnológicos permiten revolucionar la industria del mueble y destacan inventos tales como hacer curvar la madera, antes impensable, para diseñar sillas con líneas curvas.

    Los edificios y las casas se hacen más funcionales, son más pequeñas y por tanto su mobiliario se hace también acorde con estas dimensiones.

    A partir de aquí, cambian las tendencias. Los muebles son diseñados con líneas más rectas pero sutilmente geométricas y  curvadas. Se rescatan motivos que evocan a la naturaleza: vegetales, libélulas, mariposas y también el nácar de forma incrustado.

    La decoración del mueble, después de 1920,  se hace más sencilla. Es un mobiliario más sólido fuertemente geométrico y con una mirada hacia el diseño oriental..

    Después de la Segunda Guerra Mundial, la creatividad de los diseñadores y la tecnología ya avanzada abre las puertas hacia un mundo más abierto donde caben todas las posibilidades decorativas. La aparición de nuevos materiales como los actuales conglomerados, plásticos y gomaespumas permite realizar diseños de muebles tan variados como asequibles.

    Artículo aportado por Directorio de artículos

    Cotti @ Monday, 18 de January de 2010

    Tags: , , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.