• Entretenimiento 06.01.2011

    Suele decirse que el poker es un juego de habilidad y suerte. Pero en realidad, la primera cualidad suele ser mucho más decisiva que la segunda. Recibir una excelente mano no garantiza el triunfo. Emplear una estrategia acertada, sí. El poker es, antes que nada, un juego más de personas que de cartas. Saber cómo sacar partido de las debilidades y errores de los oponentes siempre brindará más réditos que la mejor racha de buenas cartas. Quien no sepa aplicar tácticas y trucos de poker según la situación, dependerá siempre de la suerte de recibir buenas cartas; quien sabe planear su estrategia, casi no necesita saber que naipes recibió.

    Pero para poder aprovechar las debilidades de nuestros adversarios, debemos antes que nada conocer los estilos de juego de cada uno. Y no perder de vista que, aunque los jugadores suelen clasificarse en categorías ya clásicas, estas categorías presentan subdivisiones que conviene considerar.

    Los comúnmente conocidos como jugadores predecibles son aquellos apegados a un estilo de juego conservador y ortodoxo, y que difícilmente vayan a sorprendernos con salidas arriesgadas o creativas. Estos jugadores, por lo general, se limitan a apostar fuerte cuando poseen buenas cartas y a retirarse de la mano cuando no. Su estrategia consiste entonces en tratar de reunir la mejor mano posible para el momento del show down, y se limita exclusivamente a esto. Para los principiantes, sin embargo, estos jugadores pueden llegar a parecer sólidos y, por eso, duros de vencer. Pero no hay que dejarse engañar. Este tipo de jugadores sólo puede obtener buenas ganancias en caso de errores graves de sus competidores. Sólo hay que tener en cuenta que existe una subespecie de jugadores predecibles algo más peligrosa, la de aquellos que juegan muchas manos sin arriesgar para dar una falsa imagen de sí mismos y así sorprender a los demás. Pero la pantomima no puede sostenerse mucho tiempo: el factor sorpresa puede resultar decisivo en una mano, pero luego ya todos conocen el truco.

    Los jugadores impredecibles también pueden dividirse en 2 grupos. Están los “psicópatas” del juego, que apuestan siempre fuerte sin importarles nada, aprovechándose de la eterna duda que generan (¿y si esta vez sí tiene una buena mano?), y están aquellos que permanentemente desarrollan salidas impensadas y estrategias creativas. A estos últimos hay que enfocarse en vencer para, verdaderamente, poder decir que se sabe cómo jugar al poker.

    Artículo aportado por Directorio-articulos.net

    seo@casinoteca @ Thursday, 6 de January de 2011

    Tags: , , , , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.