• El hombre, desde el principio de los días ha sentido la necesidad de saber del futuro por medio de la numerología y las letras, motivo por el cual ha buscado cientos de formas para conseguirlo.

    Los vikingos fueron algunos de los primeros que indagaron en el arte de la futurología, pues debían viajar por días y noches en mares desconocidos, los cuales no solo eran aguas tranquilas y playas para descansar, pues los peligros mar adentro eran desconocidos y sin duda alguna debían luchar contra fuerzas invisibles para finalmente celebrar los primeros rayos de sol del nuevo día.

    No es diferente para nosotros en la actualidad, cuando enfrentamos un ritmo de vida acelerado el cual muchas veces no nos da tiempo para pensar, y es necesario tener una idea más clara de lo que se avecina. Estos hombres y mujeres nórdicos dejaron para nuestro entendimiento y posterior uso las runas. Cuenta la leyenda que el dios Odín desenterró las runas de  la raíz del árbol de la vida, el cual mantiene unidos a los mundos, y posteriormente de la concedió a la humanidad como regalo. Los pueblos nórdicos cuidaron este legado y lo mantuvieron en secreto durante miles de años, siendo esas una herramienta para los poetas, quienes narraban las odiseas épicas de los vikingos entorno a las misteriosas piedras, o como los antiguos druidas tallaron en ellas amuletos para la protección y la buena fortuna.

    Conocidas por muchos como “las piedras que hablan”, a las runas se les atribuyen poderes mágicos y cualidades esotéricas para el estudio de la videncia, por esta razón se han convertido en una gran herramienta para el arte de la adivinación y la futurología.

    Las primeras runas datan aproximadamente del año 2.200 A.C, y fueron asociadas a un antiguo alfabeto celta, germano y de otros pueblos de la península escandinava, no obstante luego de muchos estudios fue posible entender que no solo poseían atributos prácticos en la comunicación, sino también estaban provistas de cualidades espirituales y sagradas.

    En el actual esoterismo, las runas poseen gran relevancia, siendo una herramienta oracular de gran precisión.

    Para conseguir mejores resultados en la adivinación por medio de las runas, lo mejor es crear nosotros mismos nuestras propias runas, existe un poema rúnico que decía lo siguiente:

    Aprende a marcarlas
    Aprende a leerlas
    Aprende a colorearlas
    Aprende a Evocarlas
    Aprende a dispersarlas

    Esto nos habla de la importancia de la energía que le otorgamos a las runas, pues entre mayor sea la fluidez entre ellas y nosotros mejores resultados obtendremos. Las runas no solo deben utilizarse para adivinar la fortuna, pues son más una herramienta de autoconocimiento, la cual nos puede ayudar con consejos en las más difíciles situaciones.

    Artículo aportado por Directorio de artículos

    Misabueso2011 @ Sunday, 13 de March de 2011

    Tags: , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.