• Economía 14.05.2012

    Algunos prestamos tienen sus particularidades muy bien definidas; por lo tanto, los clientes y quienes se encargan de realizar estos trámites como prestamistas, no tienen inconveniente alguno en cerrar los tratos pertinentes. Pero: ¿qué pasa con aquellos préstamos que no tienen una base sólida en cuanto a los plazos, existe inestabilidad en los intereses en el caso de que haya cobros de los mismos y no se hagan efectivos? Hay que ser claros en esto: llevar a cabo prestamos se trata de una decisión que requiere de un gran análisis.

    En primer término, muchas personas o representantes comerciales brindan la posibilidad a sus deudores de extender el pago de deudas. Por este motivo, antes de acceder a un préstamo particular, se debe consultar si esta opción está dentro de las posibilidades de manejo crediticio. El tener esta modalidad puede ofrecer una ventaja al deudor de poder conseguir con mayor facilidad la cancelación respectiva de su deuda. Además, este puede actuar como un informante destacado a otras personas sobre el servicio.

    Por otro lado, en cuanto sea posible, el manejo de los préstamos se debe hacer con papeles debidamente firmados, notariados. Esto certifica la seriedad del trato que, como tal, tienen derecho tanto el que presta como el que recibe la cantidad deseada. No se trata de desconfianza. Se trata de saber proteger los derechos fundamentales de cada uno de los implicados en la parte operativa de esta modalidad financiera. En caso de algún desajuste, una autoridad legal podrá tomar decisiones.

    Tenga cuidado en la solicitud de codeudores, en caso de que la operación de préstamos a la que haya accedido así lo exija. No pierda tiempo en dilucidar sobre las consecuencias de la falta de algún codeudor. Pregunte de inmediato si esta figura es necesaria dentro de la modalidad de préstamo que usted ha decidido llevar a cabo. En caso de que sea así, informe a las posibles personas codeudoras sobre las condiciones del préstamo: ellas deben conocer estos requerimientos.

    No menos importante, es el hecho de que conozca acerca de la experiencia en préstamos que tenga la institución o persona particular a la cual solicitó ese crédito. Trate de hallar esa información en personas de alta credibilidad para usted. Desconfíe de laos datos primerizos que pueda arrojarle alguien sobre una forma de préstamo. No informe a cualquiera de su necesidad de préstamo. Recuerde que el beneficio de la duda es siempre un buen consejero cuando de préstamos se trata.

    Referencia: http://espanol.consolidatedcredit.org/

    Artículo ofrecido por http://directorio-articulos.net/ 

    andgomez @ Monday, 14 de May de 2012

    Tags: , , , , , , , , , , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.