• Cultura 15.06.2012

    Leonardo, ciudadano del mundo, pero antes de nada, ciudadano de Vinci, localidad rodeada de dulces colinas toscanas. Su casa natal, situada en la alquería de Anchiano, vuelve a abrir al público tras haber sido restaurada minuciosamente para alojar un área expositiva en su interior. La casa-museo, dirigida por el Museo Leonardiano, utiliza tecnologías multimedia avanzadas para proponer un encuentro “especial” con Leonardo: dando a conocer no sólo al célebre pintor e inventor, sino también a la persona que fue, unida a la naturaleza y a sus raíces. La Casa Natal de Leonardo da Vinci, se convierte de esta manera en un símbolo de los lazos del artista con su tierra y en un lugar ideal para descubrir su historia.

    La casa se encuentra tan sólo a 3 km de Vinci, enmarcada en un paisaje de colinas que ha permanecido casi igual al que Leonardo contempló en su infancia y comunicada con la ciudad por medio de la Strada Verde, un antiguo sendero que, partiendo de Vinci, discurre entre las colinas y olivares seculares de la comarca de Montalbano para adentrarse en el corazón de Toscana. Una inmersión en el paisaje que ya de por sí constituye una experiencia y transmite al visitante la idea de ese lazo inseparable que une al Genio con la Naturaleza. Si Leonardo fue un genio, lo fue también por haber nacido en un lugar especial.

    La Casa natal traslada al visitante al ambiente del Renacimiento en un marco único y a la vez tecnológicamente puntero. En su interior podrá observar y dialogar con la Última Cena gracias a un sistema interactivo, mientras que con la aplicación “Leonardo Touch”, podrá ahondar en la faceta pictórica de Leonardo, algo nuevo en Vinci. El Genio en persona recibirá al visitante: intercalando vídeo, teatro y documental, un holograma de tamaño natural dará voz a un Leonardo que, desde su última demora de Amboise, en Francia, echa la vista atrás, regresando virtualmente a Anchiano para hablar sobre las amistades, los estudios y las vivencias que le unen a esta tierra.

    “Amaba aquellas tierras” recordará Leonardo en su holograma. “Desde Vinci era fácil llegar al cerro del Belvedere, pasando por los senderos de Montalbano. Desde aquí se podía abarcar con la vista Monsummano a la derecha, el castillo de Montevettolini a la izquierda y el llano con las lagunas de Fucecchio enfrente. Aquí dibujé mi primer paisaje, el “día de Santa María de las Nieves/el 5 de agosto de 1473”.

    La Casa Natal, destino de un auténtico peregrinaje cultural, atrae todos los años a muchísimos viajeros en busca de las raíces del Genio. La sugestiva sencillez del lugar se conjuga con una modernísima instalación expositiva que nos invita a conocer más de cerca la historia de este personaje, sus lazos íntimos con Vinci, la comarca de Montalbano que tanto le inspiró en los paisajes que dibujó y en sus estudios. Gracias a los numerosos senderos que desde aquí prosiguen hasta lo alto del monte, la Casa Natal de Anchiano es un punto de partida ideal para explorar esta zona de gran valor paisajístico, en la que la riqueza natural se alterna con viejos molinos y antiguas aldeas, sin olvidar el asombroso encuentro con Leonardo, en sus facetas de inventor y científico, que nos reservan las máquinas del cercano Museo Leonardiano de Vinci.

    INFORMACIÓN PARA LA VISITA
    La Casa Natal, a la que se puede llegar desde el centro de Vinci tanto en automóvil como en autobús, será inaugurada el próximo 22 de junio a las 17.30 h, y abrirá de forma extraordinaria el sábado 23 y el domingo 24 de junio de las 10.00 a las 22.00 h con entrada gratuita.

    Horario de apertura: 10.00 – 19.00 h (10.00 – 17.00 h en el período de noviembre – febrero)
    Precio de la entrada: 2,00 €, visita combinada: Casa natal + Museo Leonardiano 8,00 € (sin descuento)

     

    Adacto @ Friday, 15 de June de 2012

    Tags: , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.