• Otros 27.08.2012

    Siempre hay una manera de redescubrir Nueva York. En esta ocasión, te llevamos de la mano por el inframundo neoyorquino: una ruta por los subterráneos de la Gran Manzana, fuente de íconos y leyendas urbanas de todo tipo.

    Recorrer el Central Park mientras se rememoran escenas de filmes clásicos, asombrarse ante el perfil art déco del Edificio Chrysler, dejarse envolver por los colores de Chinatown, tener la ciudad a los pies en el mirador del Empire State y degustar lo más exquisito de la gastronomía italiana en Little Italy… Estas son tan solo algunas de las rutas más conocidas de Nueva York pero esta ciudad tiene muchísimos otros secretos por desvelar.

    Fuente de mitos y leyendas
    La Gran Manzana es famosa por ser un caleidoscopio de culturas y universos. Por eso, una de las formas más originales de descubrirla es introduciéndose en una dimensión paralela: sus subterráneos. Estas profundidades han sido la fuente de inspiración de innumerables devaneos fílmicos, algunos hacen referencia a enormes cocodrilos, otros a zombies peligrosos e incluso a aceleradores de partículas.

    Impulsados por estos mitos, cada vez son más los aventureros que se adentran en el inframundo neoyorquino. Armados con una cámara fotográfica, han sacado a relucir historias que de otra forma se hubieran quedado sepultadas en el olvido. Así, hoy sabemos que debajo de Nueva York existen grandes necrópolis, antiguas instituciones y los restos de algún que otro experimento descabellado.

    Un paseo subterráneo y una mirada al futuro próximo
    En el 1904 se realizó el primer viaje en metro por Nueva York, en aquel entonces el billete costaba apenas cinco centavos de dólar. Actualmente el metro se ha extendido de manera impresionante, hasta tal punto que ha llegado a convertirse en uno de los mayores del mundo transportando diariamente a unos 4,5 millones de personas.

    El metro no solo es la forma más económica y rápida de moverse por la ciudad sino también la mejor manera de apreciar el ritmo de vida y las costumbres de los neoyorquinos. Bajo tierra hallarás graffiti coloridos, músicos que tocan jazz y exposiciones de fotografía. No obstante, si quieres echar un vistazo más allá de las rutas preestablecidas, deberás contactar a la Brooklyn Historic Railway Association que se encarga de organizar las visitas a los túneles.

    Sin embargo, muy pronto el aspecto lúgubre y sórdido de los subterráneos de Nueva York cambiará. Los arquitectos Barasch y Ramsey han concebido un nuevo proyecto con el cual pretenden renovar algunos túneles abandonados convirtiéndolos en un parque verde y ecológico donde coexistan espacios de recreo con negocios locales y de arte. Este nuevo sitio se denominará “The Delancey Underground”.

    Vale aclarar que casi todas las grandes ciudades de Europa cuentan con vuelos a Nueva York sin escalas y a precios muy convenientes por lo que ya no tendrás excusas para postergar la aventura. Ingresa tus fechas de viaje en los buscadores de vuelos baratos de las principales agencias de viaje online y comienza a planificar una estancia diferente en esta fascinante ciudad.

    ManuelCanosa @ Monday, 27 de August de 2012

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.