• Economía, Finanzas 21.09.2012

    Los mini préstamos, ya sabemos que son pequeños adelantos en efectivo pensados para solucionar un imprevisto concreto. Las cantidades de dinero que puedes pedir no son demasiado grandes y los plazos de devolución tampoco se extienden demasiado en el tiempo. Si recurrimos a este tipo de producto no podrá ser para ponerle fin a grandes deudas.

    Si el fin que perseguimos al solicitar un mini préstamo es pagar una factura o una reparación, o incluso, un capricho; entonces podemos recurrir a este tipo de créditos. Puedes solicitar entre 50 y 500 euros, todo el proceso es a través de internet, y puedes disponer de tu dinero en tu cuenta corriente en menos de 24 horas. Después tendrás  hasta 30 días como máximo para devolverlo, por lo que es importante que sepas que vas a recibir un ingreso de dinero, ya sea tu nómina o tu prestación por desempleo, para poder hacer devolver el mini préstamo.

    Sin embargo, si no es la primera deuda que amontonas y vas a solicitar un mini préstamo para solucionar un problema que luego puede convertirse en uno más grande, estás cometiendo un error. Un mini préstamo no te servirá de nada si después no puedes hacer frente a su devolución, tu deuda aumentará y entrarás en una espiral de la que te resultará muy difícil salir. Además, no sólo estarás creándote una deuda mayor sino que afectará a tu historial crediticio y entrarás a formar parte de una lista de morosos, lo que en un futuro te impedirá comprar una casa o un coche, o simplemente, dar de alta una línea de teléfono.

    Sólo tienes que pensar tu decisión detenidamente. Pero si lo que necesitas es un mini préstamo aquí puedes conseguir el más rápido. Los mini préstamos son soluciones perfectas para determinadas situaciones.

    Mirellatp @ Friday, 21 de September de 2012

    Tags:

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.