• Sociedad 19.09.2012

    Algunas personas evitan pagar impuestos altos transfiriendo su dinero a bancos en países conocidos como paraísos fiscales. Esto no es ilegal ya que la “elusión de impuestos” es diferente de la “evasión de impuestos”. Cuando las personas y compañías con millones de dólares en activos pagan un montón de impuestos en sus países, buscan refugio en países que no tienen ingresos tributarios. Algunos hasta renuncian a su ciudadanía y se van a paraísos fiscales para evitar pagar impuestos altos. Por ejemplo, un ejecutivo de Facebook solicitó una ciudadanía de Singapur aparentemente para asegurar que sus ingresos no sean gravados excesivamente.

    Cuando una persona o empresa está ganando millones, este movimiento puede ahorrarle cientos de millones más, a los que podrían darle un mejor uso. Otras naciones consideradas como paraísos fiscales son Barbados, Panamá, Islas Caimán y Chipre. Algunos de estos países ofrecen lo que se llama banco offshore, que es donde las personas pueden desviar sus fondos y no serán gravados por esa nación. Panamá tiene gran cantidad de bancos offshore. Estos bancos no gravan los ingresos generados de otro lugar fuera de Panamá. Esta es la razón por la que muchas personas de repente están interesadas en estos países que son como un descanso de la tributación “excesiva”.

    Estos bancos son muy privados y confidenciales, por eso los empresarios están “protegidos” de investigaciones sobre sus activos. Muchas naciones tienen buenas leyes de discreción y muchas personas y compañías transfieren su dinero a estos bancos para evitar los impuestos altos. Estos bancos, por otro lado, pueden beneficiarse de grandes depósitos y pueden ser extremadamente líquidos ya que la mayoría de la gente que opta por depositar en dichos bancos es multimillonaria. Si bien todo esto puede ser bueno para los negocios e individuos con ingresos altos, también tiene sus desventajas.

    Por desgracia, algunos de estos bancos se han vuelto el medio por el que los delincuentes desvían el dinero producido ilegalmente hacia sitios “más seguros” donde no pueden ser cuestionados por el gobierno. Los lavadores de dinero aman los paraísos fiscales y han encontrado modos de moverse por la ley, obtienen lo que desean sin que parezca que violan la ley. Cuando el dinero sucio es convertido a “dinero limpio”, es muy fácil transferirlo a diferentes localizaciones sin ser cuestionado. Este es uno de los motivos por el que estos paraísos pueden ser desventajosos.

    Por esto también es de suma importancia verificar si el banco está involucrado con individuos sin escrúpulos o con actividades criminales de perfil alto o bajo. Si usted está interesado en transferir su dinero a algún paraíso fiscal, asegúrese de tratar con un banco offshore confiable y no con una institución financiera que financie terroristas, asesinos o criminales. Escoja el banco y el país donde quiera tener su dinero. No sólo debe tener excelentes leyes de discreción sino que tampoco deben estar involucrados en actividades ilegales. De lo contrario, busque un sitio diferente para depositar su dinero.

    Si desea la intervención de abogados de confianza y que beneficien su negocio mediante las buenas prácticas, visite una firma de abogados que vaya en contra de todo acto ilícito. Para ello visite: Mossack Fonseca en contra del lavado de activos o Mossack Fonseca en contra de todo tipo de delito

    murillo @ Wednesday, 19 de September de 2012

    Tags: , , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.