• Otros, Psicología 13.06.2014

    El estrés y la negatividad se apoderan de nosotros con mucha facilidad. Tan es así que muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de que estamos siendo negativos, y le llamamos ser “realistas”.

    El ser una persona negativa nada tiene que ver con ser realista. De hecho, la realidad no es ni positiva ni negativa, simplemente “es”. Nosotros somos quienes calificamos las situaciones como buenas o malas.

    Es un hecho que nuestra sociedad occidental está muy orientada a lo negativo, a los problemas y al estrés. Simplemente date cuenta de los programas que pasan en la televisión, en los noticieros y en los comentarios de la gente en general. La gran mayoría de la información que está a nuestro alcance es información cargada de violencia y problemas, ya sean “reales” o ficticios como en las series de TV, sin embargo esa es la información que le estamos dando a nuestro cerebro.

    Hoy queremos enseñarte a ser una persona positiva, y a comenzar a hacerte consciente de la “otra realidad”, la que está ahí pero nos estamos olvidando de ver. Observa cómo por cada queja y por cada situación negativa que te encuentras, a tu alrededor hay decenas de situaciones positivas que pasan desapercibidas. Son estas cosas a las que no les damos mucha importancia, pero que si no estuvieran, tendríamos realmente de qué preocuparnos.

    Nos referimos a aprender a poner tu atención en todo aquello que está bien en tu vida hoy en día, así como es, a pesar de lo negativo. Si no tienes trabajo, si chocaron tu auto, si en la tintorería arruinaron tu traje, si tienes un pariente enfermo, si te dejó tu pareja… aunque algunas de estas situaciones pueden ser realmente dolorosas, la verdad es que al mismo tiempo están sucediendo muchas otras cosas que te favorecen.

    Date cuenta que por encima de esas situaciones, estás tú, con muchas situaciones a tu favor. Quizá tienes tu salud, tu familia, algún amigo, un lugar donde vivir con tranquilidad, una situación económica estable, la capacidad de trabajar, un hijo, vives en un país que te da libertades, gente que te aprecia, la capacidad de ver, de oír, de caminar, etc… Ya sea que tengas todas estas cosas o sólo alguna, es suficiente para aprender a sentirte la persona más afortunada del mundo, ya que la fortuna no está en las circunstancias, sino en la forma como agradecemos aquellos que tenemos.

    El secreto para ser una persona positiva es quererte a ti mismo, valorar todo lo que te rodea, aprender a conocer la vida y valorarla de fondo, superándote a ti mismo día con día. ¡Disfrútalo!

    http://www.misuperacionpersonal.com

    Jaime de la Torre @ Friday, 13 de June de 2014

    Tags: , , , , , , ,

  • Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.