• CLIMATIZACIÓN EN HOSPITALES.
    En muchos casos el aire acondicionado de los hospitales es un factor determinante en el tratamiento de los pacientes con afecciones cardíacas, de tiroides, respiratorias, quemaduras y SIDA. Precisamente por el cuidado extremo al que se ven sometidos estos, es que estos sistemas de climatización son especiales y difieren bastante de las aplicaciones comerciales, porque necesitan (1) determinado comportamiento de los flujos de aire, control de la presión y restricción de este al área para evitar contaminaciones, (2) requerimientos específicos de filtrado y aire exterior para remover olores, sustancias químicas peligrosas en construccion, radiactivas o evitar la proliferación de virus y microorganismos, (3) control zonal de diversos valores de temperatura y humedad (4) un sofisticado sistema de control automático para regular el funcionamiento de los sistemas zonales.

    Las salidas de aire expulsado por el sistema de extracción, estarán alejadas 9 m como mínimo de cualquier toma de aire exterior, ventanas y entradas de personas, a una altura de 1 m por encima de la cubierta del edificio, teniendo en cuenta la dirección de los vientos predominantes. Las tomas de aire exterior deberán situarse a 9 metros como mínimo de cualquier salida de humos de combustión, extracción, torres de enfriamiento, fuentes ornamentales, o sistemas de vacío médico. En altura a no menos de 1,8 m por encima del nivel principal. Seguir leyendo…