• Si se tiene la menor oportunidad de disfrutar de la agradable compañía del fuego en el salón o el cuarto de estar de la casa, no hay que dudar en hacer esto posible y poner todos los medios para conservar las chimeneas, si éstas ya existían, o para hacer una nueva. Si la casa no tiene conducto para salida de humos y hay gran dificultad para hacerlo (de hecho en muchos casos es  imposible), no queda más remedio que renunciar a las chimeneas, aunque siempre quede la solución de unas estufas bonitas, antiguas, hoy día tan de moda.

    En siglos pasados, la chimenea formaba parte de la arquitectura de las habitaciones; se construía al mismo tiempo que las paredes y era la única calefacción posible. El hogar de las casas de campo se parecía mucho a las chimeneas que todavía se descubren a veces en las viejas casas abandonadas, de las que todo el mundo sueña hacer un lugar de descanso. Por el contrario, en los castillos medievales y durante el Renacimiento las chimeneas eran monumentales, en forma de campana y, por lo general, decoradas y esculpidas con gran riqueza. Seguir leyendo…

    Tags: , , , , ,

  • Si queremos organizar un sitio de trabajo en nuestro hogar, uno de más ideales es la buhardilla. Primero necesitamos orientarnos en el mercado de los tipos de muebles de oficina que se adaptan para tu hogar. Los armarios, las mesas y las estanterías prefabricados para habitaciones de techos inclinados nunca se adaptan a las necesidades concretas.  Puedes encargar los muebles para oficina a medida a un carpintero, pero eso te puede costar un ojo de la cara. Aquí es donde entra en juego tu ingenio de decorador  y buenas manitas para adaptar y combinar los muebles de oficinas hechos de módulos, para  buhardilla. Seguir leyendo…

    Tags: