• Las acciones de la popular red social  Facebook caen un 14% en su segundo día en el parquet bursátil del Nasdaq. De los 104.000 millones de dólares baja a los 72.760 millones entre rumores de  colocación excesiva de acciones en el mercado.

    La compañía de Mark Zuckerberg cayó hasta provocar la reducción de su capitalización bursátil hasta los 31.240 millones de dólares (unos 24.380 millones de euros). Una segunda jornada bursátil que puso en jaque a los muchos inversores que ya habían sufrido los descensos en el precio por acción en la primera jornada de cotización de Facebook.

    Cobran fuerza los rumores que apuntan a un precio demasiado agresivo de colocación de las acciones, 38 dólares por acción,  lo que al parecer reducía el margen de revalorización de las acciones que se habían prefijado anteriormente en un precio no superior a los 35 dólares. Si además tenemos en cuenta el incremento en el último momento del número de acciones colocadas en Bolsa, unos casi 100 millones más de las previstas inicialmente, no puede extrañarlos que se hable de “nueva burbuja” y  del temor a sus consecuencias web design.

    No podemos hablar de un buen comienzo de la red social en su andadura bursátil pues ya el comienzo está teñido de rumores por la que algunos consideran  “una mala gestión” de la salida a bolsa de la compañía.

    Las pérdidas totales de bancos y corredurías debido a los problemas técnicos que al parecer afectaron a la salida a bolsa podrían haber llegado a 200 millones de dólares, dijo Thomas Joyce, presidente ejecutivo de Knight Capital Group, que dijo que perdió 35 millones de dólares en la operación. Seguir leyendo…

    Tags: , , , , , , ,

  • Bolsa 22.10.2009 Sin Comentarios

    Como proteger sus inversiones

    Recuerdo cuando unos meses atrás un buen amigo mío conducía su vehículo a tempranas horas de la madrugada al salir de una discoteca de la ciudad. A esa hora es normal que las calles estén desoladas y por lo tanto se aventuró a cruzar un semáforo en rojo, pero para sorpresa suya apareció de la nada otro vehículo que lo impactó fuertemente enviándolo contra la esquina de un local comercial cercano. Al siguiente día que me enteré del accidente, lo llamé para preguntarle como se encontraba y lo que me dijo fue: “Gracias a Dios no pasó nada!…. Además el carro estaba asegurado”.

    Parece ser que cuando de vehículos se trata, las personas están muy de acuerdo en comprarles un seguro. Esto se debe a que sin importar que tan buen conductor sea una persona, siempre existe un riesgo muy alto de accidentarse ya sea por imprudencia propia o ajena. Seguir leyendo…

    Tags: ,