• Bolsa 22.10.2009 Sin Comentarios

    Como proteger sus inversiones

    Recuerdo cuando unos meses atrás un buen amigo mío conducía su vehículo a tempranas horas de la madrugada al salir de una discoteca de la ciudad. A esa hora es normal que las calles estén desoladas y por lo tanto se aventuró a cruzar un semáforo en rojo, pero para sorpresa suya apareció de la nada otro vehículo que lo impactó fuertemente enviándolo contra la esquina de un local comercial cercano. Al siguiente día que me enteré del accidente, lo llamé para preguntarle como se encontraba y lo que me dijo fue: “Gracias a Dios no pasó nada!…. Además el carro estaba asegurado”.

    Parece ser que cuando de vehículos se trata, las personas están muy de acuerdo en comprarles un seguro. Esto se debe a que sin importar que tan buen conductor sea una persona, siempre existe un riesgo muy alto de accidentarse ya sea por imprudencia propia o ajena. Seguir leyendo…

    Tags: ,