• Los mini préstamos, ya sabemos que son pequeños adelantos en efectivo pensados para solucionar un imprevisto concreto. Las cantidades de dinero que puedes pedir no son demasiado grandes y los plazos de devolución tampoco se extienden demasiado en el tiempo. Si recurrimos a este tipo de producto no podrá ser para ponerle fin a grandes deudas.

    Si el fin que perseguimos al solicitar un mini préstamo es pagar una factura o una reparación, o incluso, un capricho; entonces podemos recurrir a este tipo de créditos. Puedes solicitar entre 50 y 500 euros, todo el proceso es a través de internet, y puedes disponer de tu dinero en tu cuenta corriente en menos de 24 horas. Después tendrás  hasta 30 días como máximo para devolverlo, por lo que es importante que sepas que vas a recibir un ingreso de dinero, ya sea tu nómina o tu prestación por desempleo, para poder hacer devolver el mini préstamo. Seguir leyendo…

    Tags: